República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior
Universidad Nacional Experimental “Rómulo Gallegos”
Facultad de Medicina
2º Año Sección 2
Catedra:Informática
Bachilleres:
Yairana Albarrán C.I. 19.702.064

Laura Tovar C.I. 20.244.571







Droga, Narcoticos, Tipos de narcoticos y Efectos Colaterales


DROGA

"Es toda sustancia que, introducida en el organismo, produce modificaciones en una o más funciones de éste".
Organización Mundial de la Salud (OMS)



Uso

El uso, la prueba o el consumo esporádico es aquel en que incurrimos todos al tomar un vaso de vino, una aspirina, antibiótico, etc. Todos nosotros hemos usado o usamos drogas. El término no implica juicio de valor cultural o médico, por lo que se puede hacer "uso" en forma médicamente correcta (como tomar antibióticos por prescripción médica) o en forma indebida; pero en ambos casos al uso significa consumo esporádico y, por lo tanto, sin regularidad en el tiempo y el espacio.
 Quien hace "uso de drogas" es tanto quien fuma esporádicamente marihuana como quien toma aspirinas. Después de haber leído la definición de droga, es sencillo el comprender este concepto.


Abuso
 


Frecuencia
 Representa una asociación a determinado hábito, situado en tiempo y lugar con alguna justificación por parte del usuario.
 Abusa de drogas quien toma "algunas copas" para animarse en las fiestas; el estudiante que toma anfetaminas para rendir exámenes; quien no puede dormir sin tomar hipnóticos o tranquilizantes y aquellos que usan habitualmente drogas ilegales...

Consecuencias del uso de Drogas
DROGA
Dependencia
física
Dependencia
psíquica
Consecuencias
de su uso
Marihuana
Nula
Nula
Conjuntivitis, taquicardia, euforia
o adormecimiento, pérdida de motivación, psicosis cannábica.
Alcohol
Importante
Alta
Euforia inicial, depresión del Sistema Nervioso,
Intoxicación, psicosis.
Cafeína
Leve
Leve
Leve excitación, insomnio y taquicardia.
Nicotina
Alta
Leve
Depende de cada persona. Puede ser relajante o provocar nerviosismo, trastornos cardíacos y cáncer.
Inhalantes
Importante
Ligera
Euforia, confusión, delirio, daño cerebral.
Alucinógenos
LSD 25 / Mescalina
Ligera
Ligera
Ansiedad, agresividad, Psicosis esquizofrénica.
PCP o
Polvo de Angel
Escasa
Ligera
Sensaciones de flotar, alteración de la imagen corporal, psicosis esquizofrénica.
Sedante Hipnóticos
Acentuada
Ligera
Depresión del SNC, accidentes, adicción.
Estimulantes
Anfetaminas Cocaína
Alta
Muy alta
Euforia, ilusión de poder, psicosis graves, deterioro del Sistema Nervioso,alucinaciones, trastornos paranoides.
Opio
Morfina,Codeína,
Heroína
Muy
pronunciada
Muy
pronunciada
Relajación, psicosis, intoxicacióndel Sistema Nervioso.

CAUSAS QUE INTERVENGAN
EN EL USO INDEBIDO DE DROGAS

 Tanto el abuso como la dependencia a las drogas son síntomas de que algo muy serio y muy profundo ocurre dentro de la persona.
Las adicciones son la "expresión sintomática" de la angustia que padecen algunas personas que no logran descubrir caminos aptos para resolver sus problemas y que buscan calmar esa angustia a través del consumo de sustancias.

¿Qué factores intervienen en la ocurrencia
del uso indebido de drogas?

El problema es muy complejo y resulta de una multiplicidad de factores individuales, sociales, familiares y culturales.  Nunca se llega a la droga dependencia por influencia de un único factor. Es importante identificar las distintas fuentes que, asociadas, explican esta sociopatología.

Factores ligados al individuo

- Dificultad para establecer vínculos significativos con otros.
- Inseguridad o negativismo con relación al futuro.
- Dificultades para recibir o dar afecto.
- Dificultades para utilizar el tiempo libre.
- Insatisfacción en sus expectativas.
- Carencia de autoestima.
- Presión negativa del grupo de pares.
- Descontento de su calidad de vida.
- Ausencia de proyectos.


Factores vinculados al grupo familiar



La familia aporta los primeros y más importantes modelos de vida para el individuo, como así también la primera red de sostén de afecto. Por eso las disfunciones familiares pueden constituir otra fuente de factores intervinientes:
- Uso de drogas u alcohol en alguno de los miembros de la familia.
- Maltrato de los padres.
- Incomunicación o comunicación no funcional.
- Relaciones afectivas ausentes o frustrantes.
- Sobreprotección, falta de respeto e intolerancia de los padres.
 
Factores vinculados a la educación


La escuela es la segunda institución proveedora de modelos y vínculos afectivos, y en tal sentido es co-responsable de la formación y crecimiento libre de los niños y de los jóvenes. Sus disfunciones aportan factores al problema del uso de drogas:
- Ausencia de un proyecto educativo que favorezca el desarrollo de valores éticos como la solidaridad, el respeto, la libertad, la responsabilidad, la tolerancia y otros.
- Actividades de enseñanza que sólo ponen énfasis en la adquisición de información.
- Falta de gratificación y motivación por parte de los docentes.
- Modelo autocrático en los vínculos institucionales y jornada escolar reducida.
- Ausencia de propuestas educativas relacionadas al tiempo libre.
 
Factores vinculados con los modelos socioculturales


La serie de factores, aisladamente no explican el fenómeno de la droga dependencia, aunque asociados pueden influir en su aparición. No existen conductas individuales o grupales que se extiendan en una sociedad si no hay un modelo cultural previo que las codifique; es decir, la alarmante extensión del uso indebido de drogas en nuestras sociedades indica que existe un modelo cultural alentando las conductas adictivas.
Es el modelo consumista que crea la "ilusión" del gran avance tecnológico el que le permite al hombre resolver absolutamente todo, que para cada problema existe un objeto, aparato o cosa para resolverlo. Este modelo cultural premia al "exitoso" y margina al que no "triunfa" valorando la competitividad e ignorando la solidaridad y el valor humano; exalta el individualismo y descarta la cooperación, enfatiza los valores materiales y olvida los valores éticos, es la cultura del tener y no la del ser. La ilusión de encontrar el éxito en la respuesta fácil y rápida a través del consumo de algo constituye una matriz cultural sobre la cual algunas personas o grupos inscriben sus conductas adictivas, buscando resolver inmediatamente sus angustias cotidianas a través del consumo de ciertas sustancias.
El otro elemento que cierra este circuito es, obviamente, la disponibilidad de la droga. Si bien ésta varía de lugar en lugar y de época en época, resulta importante conocer que un estudio realizado en diez países de América indica que los consumos más frecuentes recaen en el abuso de drogas lícitas (alcohol, tabaco, tranquilizantes, medicamentos, etc.).
En segundo orden de importancia aparece el consumo de marihuana, solventes orgánicos, anfetaminas, cocaína y  heroína.
En síntesis, el uso indebido de drogas es el resultado de interrelaciones entre múltiples factores: el individuo, su historia familiar y educativa, las condiciones sociales y peculiares que lo rodean, y el acceso a la droga en sí mismo.
La droga dependencia constituye una expresión del fracaso individual para crecer en libertad, como así también del fracaso de una comunidad y una cultura que no ofrecen modelos sólidos de referencia para el crecimiento saludable de sus miembros.

PERFIL DE LA DEPENDENCIA

El uso de sustancias no está limitado a una minoría, clase social, grado de educación, edad o sexo; esta expansión limita la posibilidad de definir con rigor científico la etiología de la adicción o arribar a generalizaciones absolutamente válidas. Por otra parte, el individuo y la sociedad se implican de tal manera en la génesis de la dependencia, que se podría afirmar que no hay toxicomanías, sino toxicómanos.
Se deben tener en cuenta también los aspectos ligados al narcotráfico y sus implicancias.
Deberíamos reflexionar en conjunto sobre esta sociopatología a fin de comprender que el drogodependiente (adicto) no es un caso de patología humana, aunque tampoco un modelo de una forma nueva de vida.

Algunas causas ligadas al consumo de sustancias:

· Disponibilidad de drogas.
· Posibilidad económica (para la adquisición de drogas).
· Incitación o presión del grupo de pertenencia.
· Deseo de imitar las actitudes de algunos integrantes de este grupo.
· Difusión masiva de "fantasías facilistas" (propagandas del consumo).
· Impulso tendiente a intensificar experiencias, vivir sensaciones nuevas o expandir la conciencia.
· Impulso de superar las posibilidades individuales y acrecentar la necesidad exploratoria.
· Impulso de huir de la monotonía o de combatir la depresión.
· Personalidad psíquicamente anormal.
· Compulsión psicológica que exige satisfacción.
· Protesta contra los esquemas sociales o culturales.
· Escape o evasión de la realidad.
· Medio de adaptación a un sistema considerado alienante.
· Reacción frente a la presión social.
· Falta de especificidad de la estructura psicológica.
· Necesidad de conformismo (de los adolescentes).
· Reacción proselitista de la postura negativa de la sociedad frente a las drogas.
· Búsqueda de cierto prestigio o status.
· Consecuencias del proselitismo iniciado por nuevas filosofías, corrientes o religiones.
· Consecuencias de la denuncia filosófica o literaria de nuestra sociedad.
· Consecuencias posteriores a crisis sociales importantes. (Conflictos bélicos, económicos e internos).
· Búsqueda de soluciones "mágicas" a través de experiencias religiosas y estéticas.
· Deseo de incrementar los placeres, la sensualidad, el hedonismo.

Consecuencias del continuo
uso de sustancias tóxicas

El análisis de esta problemática dentro del encuadre social, requiere considerar dos órdenes de datos:
1. Aquellos relacionados con los riesgos que facilitan su desarrollo.
2. Aquellos que indican las consecuencias de dicho desarrollo.

De esta forma, mientras los riesgos muestran la probabilidad que tiene una determinada situación de ocasionar el uso indebido de una droga, las consecuencias en cambio, remiten a los resultados de este uso.

- Pérdida del apetito
- Excitabilidad e hiperactividad
- Locuacidad
- Temblores en las manos
- Dilatación de las pupilas
- Sudor excesivo
- Comportamiento compulsivo y reacciones exageradas
- Psicosis paranoide
- Sequedad de las membranas mucosas
- Insomnio

CONSECUENCIAS DEL ABUSO


INFLUENCIA DE LAS DROGAS

MARIHUANA


La sensación de euforia que produce esta droga en la mayoría de los individuos se debe a la disminución de los supresores en el centro de placer del cerebro. Éste, atribuye la misma importancia a todos los sonidos, las imágenes y las sensaciones de transcurso del tiempo que recibe. Los supresores, que regulan los estímulos, no pueden separa los mensajes importantes de los que deberían dejarse de lado.
Esto reduce la atención, menoscabando la habilidad motora y la velocidad de reacción en un 40%, luego de fumar un cigarrillo de marihuana, y en un 63% después de fumar dos.
Asimismo, influye en la reacción a los cambios repentinos, tales como la disminución de velocidad en el tráfico o frente a las personas que se encuentran cruzando la calle. Esta droga no sólo afecta la visión central, sino también la periférica (necesaria para conducir). Por la noche las luces aparecen distorsionadas y fuera de lugar. La marihuana intensifica los efectos del alcohol.


ESTIMULANTES


Los estimulantes causan hiperactividad, pero no necesariamente mejoran el rendimiento. La tendencia de un conductor a reaccionar de manera exagerada ante una situación determinada, o a correr riesgos innecesarios, es mucho mayor que su estado de alerta.
Asimismo, la ingesta de estimulantes provoca que el individuo se exceda en su capacidad, ya que éstos ocultan el cansancio. El uso de estimulantes en grandes cantidades causa impaciencia, ansiedad y un comportamiento impulsivo en el conductor.

DEPRESORES


Tienen un efecto sedante y disminuyen la actividad del Sistema Nervioso Central. Afectan la visión, la velocidad de reacción y la coordinación de movimientos. El conductor experimenta somnolencia y corre el riesgo de dormirse al volante.

ALUCINÓGENOS



Son sustancias especialmente peligrosas. Alteran el concepto de realidad de los usuarios, alejándolos de la realidad; lo que piensan, ven, sienten o escuchan.
Vale destacar que, a pesar de la gran preocupación por el uso indebido de drogas ilícitas.
Su popularidad se debe a la aceptación social y a su disponibilidad.

NARCOTICOS




Los narcóticos se consideran sustancias y drogas que pueden cambiar estado psíquico y físico de un organismo en un amplio rango, desde el sueño y la inmovilización total hasta la euforia y la excitación. El conocimiento popular de la palabra narcótico, por lo tanto, se relaciona más con los síntomas observados que a la acción específica de sustancias narcóticas. En ciencia y medicina, los efectos narcóticos de diversas sustancias se definen basándose más exactamente en su estructura química y mecanismos biológicos ejerciendo cambios en el organismo humano.

Un narcótico es una droga adictiva que reduce dolor el intenso, induce sueño y puede alterar el humor o el comportamiento. Algunos narcóticos se usan como anti-diarreicos y otros para problemas respiratorios.





En la medicina, un narcótico analgésico significa opiáceo, y se refiere a todas las sustancias naturales, semisintéticas y sintéticas que actúan farmacológicamente como la morfina, el componente primario del opio natural. Los opiáceos se clasifican en la Lista de WADA de Sustancias y Métodos Prohibidos como narcóticos. En algunos países, el llamado narcótico también se refiere a la cocaína, que químicamente no es un narcótico. El otro grupo de sustancias, nombradas inadecuadamente como narcóticos, son los simpatomiméticos. Éstas son generalmente drogas que activan el Sistema Nervioso Central por acción de las catecolaminas (adrenalina y noradrenalina) y se clasifican en la Lista de WADA como estimulantes. El tercer grupo consiste en las sustancias capaces de mostrar cambios psíquicos como los manifestados en el curso de la psicosis. Estas sustancias se llaman psicotomiméticos, psicodélicos, o alucinógenos. Entre el psicotomiméticos solamente los cannabinoides fueron situados en la Lista de WADA como un grupo separado de sustancias.

La morfina y la codeína son alcaloides naturales del fenantreno, presentes en opio y son derivados de 20 otros alcaloides restantes de una cápsula prematura de la amapola (Papaver somniferum). El contenido de opio en la cápsula de la amapola es cerca del 10% para la morfina, 0.2% para la codeína, el 10% para el noscapina (narcotina) y el cerca de 5% para la papaverina. La noscapina y la papaverina son alcaloides de la isocolina. Los derivados del fenantreno del opio muestran generalmente características analgésicas mientras que los derivados de la isocinolina muestran propiedades espasmolílicas. 

Los opiáceos actúan en los receptores opioides situados en el Sistema Nervioso Central y en la periferia. Sin embargo, el efecto predominante de los opiáceos es la modificación de la actividad del Sistema Nervioso Central. La acción periférica del narcótico analgésico se relaciona en parte con los efectos de la liberación de la histamina después de su uso.

Narcóticos Analgésicos Opioides





Los narcóticos analgésicos opioides son llamados así porque es un extracto extraído del opio, estas medicinas son muy efectivas y son utilizadas para controlar y suprimir el dolor moderado a severos. Los narcóticos opioides son medicinas que son controladas para lo cual se necesita una prescripción.
Los narcóticos analgésicos opioides son utilizados mayormente para controlar y suprimir el dolor postoperatorios, es decir después de una cirugía, esta medicina ayudará al paciente a sentirse más cómodo y poder sobre llevar la dolencia que esta padeciendo y para recuperarse más rápidamente de su enfermedad.

Por la efectividad y la supresión para el manejo del dolor, los narcóticos analgésicos opioides es la medicina indicada para el tratamiento del dolor oncológico, dolores causados por traumatismo, dolores postoperatorios, dolor neuropático, es decir calma los dolores severos.

Además del beneficio que otorga los narcóticos analgésicos opioides en el control del dolor fuerte, es que no causa el sangrado estomacal (úlceras) como el uso de los Aines. Pero esta medicina se debe tomar de acuerdo a la prescripción indicada por el doctor porque puede ocasionar dependencia.

Los narcóticos analgésicos opioides pueden causar reacciones adversas como somnolencia, estreñimiento, nauseas, depresión respiratoria, retención urinaria, ciclos irregulares o amenorrea. Se debe tener mucho cuidado con combinar esta medicina con el consumo de alcohol.

Se debe tener precaución al tomar esta medicina, ya que esta droga causa somnolencia se debe evitar manejar algún vehículo y sufrir algún accidente automovilístico o en el peor de los casos la muerte.

Los narcóticos analgésicos opioides son considerados medicinas controladas, por ser sustancias que causan adicción o dependencia, se necesitan una prescripción que debe ser redactada por un doctor, indicando la cantidad de pastillas y el tiempo que dura el tratamiento.

Esta demostrado la efectividad de los narcóticos analgésicos opioides para controlar el dolor, pero se debe tener mucho cuidado con el tratamiento a largo plazo con estos medicamentos, ya que esta medicina puede causar dependencia
FUENTES




El amapola contiene el jugo del cual se extrae el opio de este derivan los alcaloides primarios (morfina, papaverina, codeína etc.), y de estos se derivan los semisintéticos (endorfina, naloxona).

De la papaverina se extrae un antagonista del calcio “verapamil” que se usa como antiarrítmico y antihipertensivo.

Existen péptidos opioides endógenos que derivan de 3 grandes rama
  
Las preproencefalinas.
Las preproopiomelanocortina.
Las preprodimorfina.

Estos tres grupos darán origen a las encefelalinas, endorfinas y las dimorfinas que a su vez originan compuestos que tienen actividad analgésica la preopiomelanocortina produce beta endorfinas la preproencefalina produce la metionina encefalina y la leucina encefalina, son las más importantes de este grupo y la preprodimorfina va a producir a la alfaneoendorfina y la dimorfina, no son tan importantes como las otras endorfinas endógenas.

Tipos de opioides



Los opioides comunes pueden producir resultados a largo y a corto plazo.
  • Opioides de acción corta
La mayoría de los opioides en su forma usual son de acción corta; hacen efecto en media hora más o menos y alivian el dolor por unas cuatro horas.

Los opioides de acción corta, los cuales a menudo son combinados con un analgésico de venta libre como acetaminofeno (Tylenol), son buenos para ser utilizados antes de hacer algo que causa dolor usualmente.
El uso ocasional de los opioides de acción corta minimiza los  efectos colaterales y es menos probable que cause tolerancia y síntomas de abstinencia.

  • Opioides de efecto prolongado
Los opioides de efecto prolongado se colocan en una tableta, cápsula o parche para la piel de liberación de tiempo especial. La medicina se libera gradualmente y da un nivel continuo de control del dolor por el tiempo efectivo específico del medicamento. 

Las versiones orales, de efecto prolongado, se toman usualmente cada 8 a 24 horas, y el tipo del parche está diseñado para durar 3 días.

Las medicinas de efecto prolongado se usan cuando usted necesita controlar el dolor en todo momento, o al menor por un periodo más largo que las 4 horas del fármaco de acción corta.
Los opioides de efecto prolongado se pueden combinar con los medicamentos de acción corta para aumentar la eficacia del analgésico en momentos específicos del día, cuando un mejor control del dolor puede ayudarlo a funcionar mejor. El uso continuo de opioides de efecto prolongado causará la tolerancia al medicamento. 




Nombre genérico
Nombre de marca
Acción corta
Morfina
MSIR, Roxanol

Oxicodona
OxyIR, Oxyfast, Endocodone

Oxicodona
(con Acetaminofeno)
Roxilox, Roxicet, Percocet, Tylox, Endocet

Hidrocodona
(con Acetaminofeno)
Vicodin, Lorcet, Lortab, Zydone, Hydrocet, Norco

Hidromorfona
Dilaudid, Hydrostat
Efecto prolongado
Morfina
MSContin, Oramorph SR, Kadian, Avinza

Oxicodona
Oxycontin

Fentanyl
Parche Duragesic



 Efectos colaterales
Todos los componentes del grupo comparten características comunes ya que todos ellos tienen una gran acción analgésica y depresora del Sistema Nervioso Central, y una alta capacidad de producir con rapidez tolerancia y dependencia, y un síndrome de abstinencia típico al abandonar su consumo.
En todas las sustancias se producen efectos inmediatos tras el consumo de la misma, como unos efectos a largo plazo por su consumo crónico. Las características diferenciadoras dentro del grupo son:
  • El opio produce de forma rápida un aumento de la imaginación y de las ganas de hablar. Esta  engañosa estimulación temporal, se continúa con una depresión a nivel central, donde la respiración se hace más lenta y se produce una confusión a nivel mental.
  • Por su parte, su administración de forma crónica, provoca una alteración a nivel de todos los aparatos y sistemas del cuerpo humano, dando lugar a un cuadro de anorexia, estreñimiento crónico, hipotensión, sensación constante de frío y aislamiento a nivel social.
  • La morfina, ha sido relegada prácticamente a un uso clínico, produciendo un potente efecto analgésico. Se puede acompañar de efectos secundarios similares  a todo el grupo, como nauseas, vómitos, estreñimiento o alteraciones del estado de ánimo.
  •  
    Son consecuencia del efecto farmacológico y en general son proporcionales a la dosis administrada. Los más frecuentes o importantes son náuseas y vómitos, prurito, retención urinaria y depresión del sistema nervioso central, especialmente de presión respiratoria. Otros problemas menos estudiados, que pueden ser significativos incluyen alteraciones psiquiátricas agudas, confusión, mareos, hipotensión ortostática, rigidez torácica, íleo y constipación.

    1) Náuseas y vómitos: Ocurren frecuentemente luego de la cirugía y en pacientes oncológicos; en ambos contextos constituyen un problema multifactorial. Además de los narcóticos o de otras drogas, especialmente aquellas usadas en quimioterapia, son factores contribuyentes el dolor, la hipotensión, la distensión gástrica, el tipo de cirugía, los movimientos y el sexo femenino. En dosis equianalgésicas, no hay diferencias entre los narcóticos en cuanto a su capacidad para gatillar náuseas y vómitos, y tampoco influye la ruta de administración.

    La administración profiláctica de antieméticos se recomienda sólo en casos seleccionados, debido a que no es segura y se asocia auna incidencia significativa de efectos secundarios. El tratamiento debe iniciarse con medidas generales de soporte: tratar la hipotensión, la hipovolemia y el dolor. Se puede intentar también cambiar de narcótico. Luego se puede recurrir a antieméticos : metoclopramida, butirofenonas, antihistamínicos o fenotiazinas, escopolamina transdérmica o parenteral. En casos refractarios, se puede emplear ondansetron y eventualmente naloxona en dosis bajas; ésta puede disminuir la duración y/o calidad de la analgesia.

    2) Prurito: Es un efecto adverso cualquiera sea la ruta de administración del narcótico, alcanzando incidencias de hasta un 100%. La causa es desconocida; el hecho que dosis muy bajas de morfina intratecal produzcan prurito y que éste se presente varias horas después de su administración, sugiere un mecanismo central. La incidencia de prurito con narcóticos que liberan histamina (morfina, meperidina) o no (fentanil y sufentanil) es similar. Para la morfina, la incidencia y severidad del prurito depende de la vía de administración: es más frecuente e intenso cuando se administra por vía peridural o intratecal, menor cuando se administra en bolos muy pequeños y repetidos y aún menor si se usa por vía intramuscular.

    El prurito tras la administración intramuscular o intravenosa de narcóticos generalmente responde a antihistamínicos, como la hidroxizina o difenhidramina, pero éstos son frecuentemente ineficaces en el prurito producido por narcóticos espinales. La naloxona sí lo es en dosis que no revierten el efecto analgésico (40 mg IV ó 100-200 mg IM). Alternativamente, una dosis de nalbufina intravenosa puede ser útil

    3) Retención urinaria. También es un problema multifactorial, especialmente en el postoperatorio. Sin embargo, la retención urinaria puede presentarse en hasta un 40% de los pacientes que reciben narcóticos por vía intramuscular o intravenosa en el postoperatorio, o en más del 60% si son administrados por víaintratecal o peridural. Otros factores son el dolor, sedación, posición supina y otras drogas anticolinérgicas. La eficacia de drogas como betanecol o prazosina en pacientes con retenciónurinaria producida por narcóticos es incierta, aunque la fenoxibenzamina sería útil en su prevención. La naloxona es muy eficaz, pero sólo en dosis que revierten el efecto analgésico.

    4) Depresión respiratoria. Es la complicación más temida, aun queel problema debe ser puesto en perspectiva. La incidencia es difícil de evaluar, pues los datos son incompletos, no controlados o retrospectivos; la depresión intensa o marcadapodría alcanzar al 0,09% luego del uso parenteral de narcóticos y ser quizás unas diez veces más frecuente luego del uso intratecalo peridural. Las muertes son muy raras, siendo dos las publicadas conocidas: una con morfina oral y otra con analgesia controladapor el paciente. Se ha especulado que los narcóticos lipofílicos podrían ser más seguros, pero no hay comprobación. El factor más importante, por cualquier vía de administración, es la dosis usada. Otros factores de riesgo son edad avanzada, malascondiciones generales, enfermedad respiratoria preexistente, dosis elevadas y repetidas y el uso concomitante de sedantes. Undeterioro súbito de función hepática o renal puede disminuir lave locidad de eliminación y aumentar el riesgo.

     Tratamiento 

    En el tratamiento de la dependencia de opiáceos existe una gran diversidad de opciones terapéuticas, entre las que destacan el abordaje farmacológico y las terapias psicoterapéuticas.
    Entre los tratamientos farmacológicos destacan las desintoxicaciones ultracortas para el abordaje del síndrome de abstinencia y los programas de mantenimiento agonistas o antagonistas opiáceos

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada